15. Movimiento

Aunque la fotografía se suele definir como “estática”, todo buen fotógrafo sabe que las técnicas de barrido pueden aportar una sensación de movimiento a sus imágenes. Veamos como utilizar bajo el agua este interesante elemento expresivo.

Y sin embargo se mueve…

El mundo del Cómic ha utilizado intensivamente un recurso similar para generar el dinamismo necesario que requieren las escenas de acción: bastan unas líneas detrás del protagonista en actitud de correr (Se conocen como líneas cinéticas) para inducir en el observador la sensación de desplazamiento. Esto nos puede dar una idea de las posibilidades expresivas que tiene representar el movimiento en una imagen estática, unas posibilidades de las que sería absurdo prescindir como fotógrafos submarinos. La técnica de base empleada para realizar un barrido en fotografía está muy clara: utilizamos una velocidad de obturación baja para que los sujetos que se desplazan frente a nuestra lente queden en parte registrados en nuestro sensor como una “estela” borrosa que sigue la dirección del movimiento del sujeto. Esta estela es la que aporta la sensación dinámica de que algo “se está moviendo” dentro de la imagen. Dicho así parece fácil, pero el barrido es una técnica sutil y delicada, que debe emplearse con precisión para que el resultado sea algo más que una foto desagradablemente borrosa. No se puede dar una regla fácil y directa que nos proporcione barridos perfectos en todas las situaciones, pero sí podemos intentar comprender los factores que influyen en su realización, para así poder elegir las opciones más adecuadas en cada ocasión.

Dos luces para conseguir el efecto

Podemos generar un barrido contando solo con la luz del sol, pero los resultados más espectaculares se obtienen utilizando además la luz del flash. El efecto de cada una de las luces es fácil de entender: la luz instantánea de nuestro flash va a producir una imagen “congelada” de cualquier sujeto al que esta ilumine dentro de la escena, mientras que la luz solar creará la famosa estela borrosa a todo lo que “se mueva”. Al mismo tiempo, y debido a las  características de cada fuente luminosa, el flash aportará color y contraste a lo iluminado (su luz recorre una distancia corta dentro del filtro que representa la masa de agua), mientras que las estelas de movimiento creadas por la luz solar siempre tendrán una tonalidad fría y un contraste bajo, puesto que es una luz que debe recorrer una gran distancia en el agua y quedará teñida de azul (o verde en aguas de este color). Sabiendo de qué parte del trabajo se encarga cada tipo de luz y cual es su influencia, nos será más fácil elegir los parámetros de exposición que nos lleven a conseguir el efecto que buscamos en cada situación.

La luz instantánea del flash congela y devuelve el color a estos cirujanos rayados, mientras que la luz solar dibuja la estela que aporta sensación de desplazamiento

Velocidad crítica

Ya hemos visto que la velocidad de obturación, que afecta a la exposición de la luz solar, pero no afecta a la de flash, es la responsable de la estela del barrido. Ahora bien ¿Cuál es la velocidad adecuada? La respuesta correcta sería “depende”, ya que dependerá de lo amplia que queramos la estela (a menor velocidad de obturación, mayor tamaño de la estela) y de la velocidad relativa de desplazamiento de los sujetos respecto a la cámara (cuanta mayor es la velocidad de desplazamiento, mayor es la estela para una misma velocidad de obturación). Para complicar aún más la elección de una velocidad de obturación u otra, también debemos tener presente que el ángulo de la lente utilizada influirá decisivamente en el tamaño de la estela: si usamos un angular para captar una escena amplia, hará falta una velocidad de obturación más lenta que si usamos una lente tele, ya que en este caso estamos fotografiando una escena mucho más pequeña y por tanto el desplazamiento es mucho más notable. Para entender esto, pensemos en un ejemplo: si fotografías una tortuga de 1m de longitud con el zoom de tu cámara en posición angular, hará falta un tiempo de obturación bastante largo para que la tortuga recorra 30cm y quede registrada una determinada estela en la imagen, mientras que si fotografías a una doncella de 10cm con la lente en posición tele, la velocidad de obturación tendrá que ser más rápida porque solo tiene que captar el desplazamiento del pez unos 3cm para obtener el mismo efecto. Como vemos, todo es relativo al tamaño de los sujetos que fotografiamos y a la velocidad de su desplazamiento, pero podemos dar un punto de partida orientativo a partir del cual hacer nuestras pruebas: en la mayor parte de las ocasiones, la velocidad de obturación adecuada estará entre 1/30 y 1/2 segundo.

En esta imagen de unos tiburones, realizada con un gran angular, se necesitó una velocidad de ½ segundo para generar la estela

En la doncella, fotografiada con un macro largo, bastó con 1/15 para obtener sensación de movimiento

La sincronización del flash

Otro aspecto a tener en cuenta cuando usamos flash en un barrido es en qué momento de la exposición debe disparar el flash. Aunque por defecto un flash dispara inmediatamente tras abrirse el obturador, muchos modelos de cámaras nos permiten seleccionar el momento del destello: como hemos dicho al comenzar la exposición (conocido como “cortinilla delantera” o “primera cortinilla”, que son términos heredados de las cámaras réflex) o justo al terminar esta, o “cortinilla trasera”. La diferencia entre uno y otro método es importante, ya que seleccionando cortinilla delantera la estela borrosa se formará por delante del sujeto que se mueve (primero dispara el flash y después se “dibuja” la estela), mientras que usando cortinilla trasera la estela aparecerá detrás del sujeto (primero se expone la estela y al final de la exposición el flash congela al sujeto). En la mayor parte de los casos esta última opción es la que nos da el resultado más interesante y natural: resulta más estético en una imagen ver la estela tras la cola de un pez, que no delante de su cabeza, ya que intuimos que el animal no nada marcha atrás. Como poner el flash en modo cortinilla trasera no afecta al resultado de las imágenes que hagamos con velocidades rápidas, yo lo llevo siempre así y no corro el riesgo de olvidarme de ponerlo cuando quiero hacer un barrido.

En esta foto de unos fusileros se utilizó por error la sincronización a la cortinilla delantera. La estela de desplazamiento delante de los peces provocó un resultado confuso y poco atractivo

Afinando la exposición

No podremos hacer barridos siempre que queramos: si la luz solar es muy intensa no tendremos la posibilidad de bajar la velocidad lo suficiente aunque cerremos el diafragma, así que habrá que dejarlo para otro momento. Sin embargo, los días nublados, que no suelen ser los más adecuados para fotografiar con luz solar, son estupendos para hacer barridos. Como siempre que usamos luz mixta, el equilibrio entre la exposición de la luz solar y la de flash es determinante para el resultado final. Sabemos que la luz solar dibuja la estela del barrido, pero también debemos tener en cuenta que restará color y nitidez a la imagen del sujeto creada por el flash si exponemos demasiado. Por el contrario, si la exposición de la luz solar es demasiado escasa, el efecto de barrido no tendrá suficiente protagonismo y no conseguiremos el resultado expresivo que estábamos buscando. En la mayor parte de las ocasiones, tendremos que subexponer un poco la luz ambiental (-1 Valor de Exposición puede ser un buen punto de partida para experimentar), de modo que el sujeto congelado con el flash tenga suficiente color y contraste para destacar en la escena, sin por ello perder las estelas que proporcionan el efecto de barrido. Esto es más fácil de conseguir cuando estamos cerca del sujeto, ya que la calidez de los tonos que aporta el flash destacará mejor sobre el entorno de tonos fríos que la luz solar da al barrido. Además, cuanto más cerca estemos del sujeto, más podremos cerrar la apertura y por tanto será más fácil bajar la velocidad de obturación.

Esta imagen se realizó moviendo lateralmente la cámara mientras se disparaba a 1/6 de segundo. Aunque el salmonete está demasiado cerca del fondo, el contraste de colores permite que destaque lo suficiente sobre el efecto de barrido

Todo puede moverse

Ya que hablamos de mover la cámara, ten cuidado con uno de los enemigos de la fotografía de barridos: si mientras realizas la exposición mueves la cámara en dirección distinta a la adecuada, por pequeño que sea este movimiento, el efecto de barrido no quedará “nítido” y la fotografía dará más la sensación de “movida” por error del fotógrafo, que de un barrido. Este movimiento involuntario es típico al disparar, porque desplazamos de arriba hacia abajo la cámara al pulsar la palanca del disparador. Tenlo presente y concéntrate en mantener la cámara firme al disparar. Otra cosa a tener en cuenta: lo importante no es la velocidad a la que se mueven los sujetos que fotografiamos, sino la velocidad de desplazamiento relativa entre la cámara y los sujetos. Esto significa en la práctica que podemos crear un “barrido” partiendo de un sujeto estático si movemos la cámara durante la exposición, ya que el sujeto parecerá moverse en la imagen en dirección opuesta a la de desplazamiento de la cámara. También representa que podemos conseguir que un sujeto en movimiento parezca inmóvil y sea el fondo de la escena el que de la sensación de movimiento: para ello basta con seguir al sujeto con la cámara a su misma velocidad y en su misma dirección, con lo cual la velocidad relativa entre cámara y sujeto será cero y este aparecerá nítido. Sin embargo, en el fondo aparecerá el efecto de barrido porque sí sufre un desplazamiento respecto a la cámara en movimiento. Este caso es uno de los más comunes y efectivos en la fotografía de barridos, pero no el único. En nuestra próxima entrega nos detendremos a analizar todas las clases de barridos que podemos crear y qué técnica debemos emplear para cada uno de ellos.

Posted by Carlos Minguell

Fotógrafo submarino profesional

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.