Maldivas 2013

Visité Maldivas por última vez en 2003. 10 años para ver como ha cambiado un lugar, o como percibe uno que ha cambiado, que puede no ser lo mismo. Esto lo pude comprobar en estas 3 semanas de cruceros fotosub con Blue Planet: me di cuenta de que yo he cambiado mucho más en estos 10 años que Maldivas.

Cambias en las expectativas que tienes sobre lo que vas a ver bajo el agua. Si hace una década alucinabas por ver unas mantas en una estación de limpieza, ahora esperas que una docena te rodeen en un agua transparente, sin corriente y bajo un cielo soleado. Está claro que uno se va volviendo exigente, no con la edad, como se suele oír por ahí, si no con la experiencia: cuando sacas tu primera foto a una manta, te conformas con haberlo podido hacer, cuando has sacado unos cuantos cientos en diversos lugares del mundo, quieres que la próxima sea un fotón de no te menees. Menos mal que también la experiencia nos enseña que las ocasiones para fotón aparecen cuando ellas quieren y no cuando a ti te place. Asumir este hecho me ha evitado muchas frustraciones fotográficas y, aunque siempre espero tener buenas oportunidades, ya no me estreso si estas no aparecen… ya asomarán otro día.

¿Y Maldivas? Pues bien. En cada una de las 3 semanas estuvimos en el agua con tiburones ballena y mantas (¡Qué más se puede pedir!) y tuve experiencias que no formaban parte del menú en 2003: las nocturnas con tiburones nodriza y con mantas son, decididamente, diferentes y divertidas. Fotográficamente me lo pasé bien; sin fotones de-no-te-menees, pero con un buen número de fotos decentes. Casi no hice macro, solo 3 buceos de 54 con el 105mm, no porque el lugar no lo merezca, que sin duda tiene un buen número de bichitos vistosos, si no porque me apetecía más dejar el angular puesto y esperar a que las cosas sucedieran. La vida a bordo, solo puedo calificarla de excelente. Pocas tripulaciones he conocido que hicieran tan bien su trabajo como la del Eagle Ray estas semanas: profesionales y cordiales a partes iguales. Desde aquí mi agradecimiento a todos ellos, así como a los fotosubs y no fotosubs con quienes he tenido el placer de convivir estos días. Ojalá nos volvamos a encontrar en el mar y podamos compartir más buenos momentos dentro y fuera del agua.

 

Posted by Carlos Minguell

Fotógrafo submarino profesional

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.