Lente macro a angular Nauticam MWL-1

Los fotosubs siempre hemos bromeado acerca de la perfecta lente todo terreno del futuro, que naturalmente debía ser una "macro-ojo de pez". Pues Nauticam acaba de anunciar una nueva lente angular húmeda que, en cierto modo, puede acercarnos a ese antiguo sueño. La marca la denomina "macro to wide angle lens 1", abreviado, MWL-1.

 

En realidad no estamos hablando de una lente que es un macro y un angular al mismo tiempo, sino de una lente húmeda (Es decir, que se coloca en el exterior del frontal y se puede poner y quitar bajo el agua) que transforma la lente macro de una réflex en un angular extremo de hasta 150º de ángulo de visión. La MWL-1 está específicamente diseñada para ser usada junto a una lente macro que tenga una longitud focal equivalente a 60mm en sensor full frame, por ejemplo los Nikon 60 mm 2.8G ED y  40 mm f / 2.8G DX, aunque puede usarse también con lentes que tengan una focal similar, pudiendo variar en este caso el ángulo de visión. En este enlace puedes ver la tabla de compatibilidad con distintas lentes reflex, EVIL, he incluso con algunas cámaras compactas.

Según las especificaciones del fabricante, podemos enfocar desde el frontal de la lente hasta el infinito y vemos que no es excesivamente pesada teniendo en cuenta que está diseñada para cámaras full frame: 1.200 g fuera del agua y 580 g dentro de ella, que es incluso menos de lo que pesa la excelente WWL-1 de la marca (1.240 g y 620 g, respectivamente). Sus dimensiones son también bastante contenidas, con un diámetro de 108 mm y una longitud de 120 mm. En la tabla de compatibilidad vemos que no aparece ninguna lente Canon, algo que no gustará a los fotosub usuarios de la marca, y que suponemos tiene que ver con que Canon no dispone de una lente macro FF de 60 mm, ni de una APS-C de focal equivalente (el EF-S 60 mm/2.8 es una lente para sensor APS-C). Ignoramos si entre los planes de Nauticam entra diseñar una lente utilizable con los macros de Canon.

Nauticam confirma que la nueva lente puede utilizarse con su gama de accesorios para lentes húmedas, tanto el sistema de bayoneta (cuyo adaptador viene incluido con la MWL-1), como los soportes abatibles. No cabe duda que el uso de estos accesorios es muy interesante, puesto que permiten colocar o retirar la lente del frontal en solo unos segundos y sería una pena perder parte de la enorme flexibilidad que aporta la MWL-1 teniendo que perder el tiempo en enroscar y desenroscar la lente a nuestro frontal cada vez que se nos presente la ocasión de utilizarla durante una inmersión.

Con una réflex Nikon equipada con un micro 60 mm AF-S, un adaptador doble abatible, la MWL-1 y una lente húmeda macro de gran potencia, nuestro equipo nos permitiría fotografiar de extremo a extremo: desde un superangular de 150º a un supermacro. Eso sí, el equipo se vuelve bastante voluminoso.

Respecto a la calidad de imagen que podemos esperar de la nueva MWL-1, las imágenes de prueba que hemos podido ver en la Web del fabricante muestran una calidad francamente buena, más teniendo en cuenta  que hablamos de un angular húmedo que trabaja junto a una lente de focal larga. Como es lógico, esta calidad no se consigue con diafragmas abiertos y el propio fabricante recomienda utilizar aperturas cerradas, de f16 o mayores.  En la práctica, ello implica  la necesidad de usar altas sensibilidades en muchos casos, algo que no representa un gran problema en las cámaras de sensor grande.

Posted by Carlos Minguell

Fotógrafo submarino profesional

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.